Con-fabular
por Carlos Fernández Gaos
El estruendo de una palabra a veces somete, agita, incomoda, inquieta, desconcierta, pero otras también conmueve, hace pensar, activa el ánimo, evoca e invoca. Lo estruendoso no se mide con el ruido o la violencia de lo que se habla, sino con las entrañas de quien escucha, y no pocas veces tiene forma de silencio.

Con-vencer no es lo mismo que con-mover. Lo primero hace de la palabra un arma, lo segundo arma una palabra. La palabra no es lo que se habla, sino lo que se reivindica y sostiene cuando se habla, aunque sea con silencio. La palabra es más poderosa cuando con-mueve que cuando con-vence.

“Fabulari”, raíz latina de “hablar”, no es más que una fábula, en cambio con-fabular es con-versar. Confabulemos pués.

El otricidio: una lectura psicoanalítica
por Alejandro Salamonovitz Weinstock
8 de octubre de 2020
«Pensar al otro, pensar el pensamiento»
por Carlos Fernández Gaos
8 de septiembre de 2020
La violencia: el nuevo silencio
por Alejandro Salamonovitz Weinstock
20 de julio de 2020
Comentario a la obra: Azul melódico solar
por Carlos Fernández Gaos
20 de junio de 2020
Del silencio a la renegación. Reflexión psicoanalítica sobre la toxicomanía
por Alejandro Salamonovitz Weinstock
8 de junio de 2020